El virus del Zika y la Salud Pública

Lo que sabemos 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que el virus del Zika constituye una emergencia de salud pública. La mejor medida de prevención es protegerse de las picaduras de los mosquitos.

El Zika se propaga principalmente a través de la picadura de un mosquito de la especie Aedes (Aedes aegypti y Aedes albopictus) que esté infectado. Dichos mosquitos pican durante el día y la noche. El virus del Zika puede ser transmitido de una mujer embarazada al feto. La infección durante el embarazo puede causar ciertos defectos congénitos. No hay vacuna ni medicamentos para el Zika.

Muchas personas infectadas con el virus del Zika no manifestarán síntomas o solo tendrán síntomas leves. Los síntomas más comunes del Zika son estos: Fiebre Sarpullido Dolor en las articulaciones Conjuntivitis (ojos enrojecidos) Otros síntomas incluyen estos: Dolor muscular Dolor de cabeza Los síntomas pueden durar algunos días a una semana. La gente normalmente no presenta una enfermedad grave como para ir al hospital y muy pocas veces muere a causa del Zika. Una vez que una persona se infecta con el virus del Zika, probablemente quede protegido para futuras infecciones.

Antecedentes en América Latina 

El virus del Zika apareció en América Latina en 2015 y se extendió rápidamente en la región, con casos aislados en el resto del mundo. No existe vacuna, tratamiento ni pruebas de diagnóstico rápido para este virus descubierto en 1947 en Uganda.

Historia 

El virus del Zika fue descubierto en el 1947 y se le dio ese nombre por el bosque Zika en Uganda. En el 1952, se detectaron los primeros casos de Zika y desde entonces, se han reportado brotes de Zika en la región tropical de África, el sudeste asiático y las islas del Pacífico. Es probable que haya habido brotes de Zika en muchos lugares. Antes de 2007, se habían documentado al menos 14 casos de Zika, si bien es probable que haya habido otros casos que no se reportaron. Debido a que los síntomas del Zika son similares a los de muchas otras enfermedades, puede ser que muchos no se hayan reconocido.